Millones de usuarios utilizan Facebook en tu país y tú quieres elaborar una campaña de pago pero ¿cómo sabes a quién dirigirte?. Debes segmentar el público de Facebook!

1- ¿Por qué segmentar en tus anuncios de Facebook?

Cuando inviertes en Facebook para elaborar una campaña lo que realmente haces es invertir dinero para que tu contenido promocionado llegue a más personas. Esto está francamente bien pero te será de poca utilidad si no llegas a tu público objetivo y, por el contrario, lo ven miles o millones de personas que nada tienen que ver con tu ámbito geográfico o carecen de interés por tu producto o servicios. Debes segmentar el público al que te diriges y cuanto más acertada sea esta segmentación más rentable será tu campaña.

En la imagen anterior puedes ver como de las personas a las que le lleva tu publicación (tráfico); solo algunas serán visitantes (harán click y verán el contenido). De estos algunos serán prospectos ya que les has mostrado algo que les atrae. Solo unos pocos de ellos comprarán y, menos aún, se convertirán en lo que podríamos llamar “fans” (les gustará tanto tu producto o servicio que lo recomendarán).

Así, siempre debes intentar que el público al que haces llegar to contenido promocionado sea el que mejor se adapta al público objetivo de tu marca para que  la anchura del embudo sea, por arriba y por abajo, lo más parecida posible. Es decir debes tratar de que todos los que ven tu promoción acaben por convertirse en fans. Evidentemente esto no es posible pero el objetivo es acercarse lo máximo posible. Para ello utilizamos la segmentación.

2- La clave para una buena segmentación

Ante todo debes conocer tu público objetivo muy bien. Cuanto más sepas acerca de tus clientes mejor (sexo, rango de edad, profesión, nivel de estudios, estado civil, lugar de residencia, gusto, aficiones…).

Facebook te permite delimitar a quién quieres hacer llegar tu anuncio, por ejemplo: a mujeres de entre 20 y 35 años casadas y con hijos que vivan en el barrio de Arganzuela, Madrid y se conecten a Facebook a través de su smartphone.

3- Adapta tus anuncios al público

Por último, ten presente que si un mismo servicio o producto lo puedes dirigir a dos tipos de público diferentes quizá te resulte más rentable hacer dos promociones distintas con dos tipos de publicación. No será igual como te dirijas a hombres de más de 35 años que a adolescentes.

 

Recuerda, lo más importante es que indagues cuál es tu público objetivo (cuanto más concreto mejor)!

Si te ha gustado el contenido compártelo y, como siempre, lee el siguiente mini-post!

Aroa.